Crédito fotografía: 
Viviana Badilla
Omar Contreras Araya de 39 años, se desempeña como conductor en la empresa de recolección de basura Tasui, y explica cómo ha sido tanto para él como para sus compañeros tener que trabajar en medio de una pandemia.

Por Viviana Badilla Vargas.

 

Como ya es bien sabido, miles de persona se encuentran en sus hogares realizando teletrabajo debido al virus que azota al mundo. Sin embargo, aún hay personas que se encuentran exponiendo sus vidas al continuar con cotidianidad sus labores.

 

Tal es el caso de uno de los trabajos más sacrificados y esforzados del país, como lo son los recolectores de basura, quienes día a día (no solo en tiempos de crisis sanitaria) se ven expuestos tanto al virus como a los desechos que arroja la ciudadanía.

 

Esto es precisamente lo que le ocurre a Omar Contreras Araya, conductor de la empresa y servicios Tasui, quien lleva desempeñándose en el cargo por más de cinco años.

 

“Por ser catalogado un  trabajo de primera necesidad nos hemos vistos afectados en el cambio de las condiciones para poder realizarlo. Además  hemos modificados horarios y sectores. Para así ir tratando de respetar los espacios de distanciamiento tanto con los compañeros de trabajo como con los usuarios”, comentó Omar.

 

Asimismo, y debido a lo complejo que es la labor que ejecuta, se necesita de un gran trabajo en conjunto para poder cumplir en medio de una pandemia mundial.

 

“Desde siempre nuestro trabajo ha sido en equipo.  Todos dependemos de todos, tanto en los camiones recolectores como personal administrativo, mecánicos y  operadores en vertedero.  Cada cual conoce su trabajo y sabe las capacidades del compañero, es por lo mismo que se nos hace más fácil realizar nuestra labor. Uno sabes que el compañero que llevas al lado tuyo sabe hacer su trabajo dentro de las normas de seguridad y sanitarias correspondientes”, aseguró.

 

Por un lado, está la realización de un buen trabajo y por el otro el ser precavido y cuidadoso con la familia, ya que el salir del hogar y manejar o manipular “basura”, sumándole a esto un letal virus en el aire, resulta bastante complejo para las personas  que recolectan los desechos de otros.

 

“En la vida personal tenemos que tener un cuidado único para tratar de llegar  sanos a nuestros hogares y viceversa desde la casa a nuestro trabajo no sabemos dónde nos podemos contagiar por eso que es importante el autocuidado. Hemos tenido mucho apoyo de la empresa con los implementos de seguridad los cuales, cada camión recolector cuenta con alcohol gel y un sistema de sanitización  después de cada turno, tanto en la base de operaciones de Ovalle como las dependencias del vertedero”, puntualizó Omar.

 

Sin embargo, y como es habitual no se pierde la esperanza de que esto pasará en algún momento y solo será un mal recuerdo.

 

“Espero que Dios nos de la sabiduría necesaria para poder tomar todos los resguardos necesarios y así tratar de mitigar los efectos de esta pandemia”, afirmó.

 

Para finalizar, nunca está de más recordarle a la ciudadanía ovallina, que sea responsable al momento de botar sus residuos, ya que existen registro de recolectores los cuales han sufrido graves heridas debido a cortes con vidrios y otros tipos de materiales peligrosos. Es por esto, que este es el momento de tomar conciencia con esta gran labor.

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X